Ejercicios y tips para piernas cansadas

Ejercicios y tips para piernas cansadas

Ejercicios para ejercitar nuestras piernas cansadas

A menudo, cuando nos sentimos cansadas, al llegar a casa, todas solemos experimentar esa molesta sensación: la de las piernas cansadas. Una presión dolorosa, de cansancio, un hormigueo que a veces no cesa. Automáticamente, nuestro instinto nos dice que nos quitamos los zapatos y el alivio es casi instantáneo, pero no suficiente.

La sensación de piernas cansadas, en la mayoría de los casos, está relacionado con problemas circulatorios de los que no somos conscientes, y a lo largo del tiempo pueden desencadenar en problemas más graves que pueden dejar huella estéticamente. Pero más allá de la belleza, es muy importante tener en cuenta que las piernas juegan un papel muy importante en la salud y el funcionamiento del resto de nuestro cuerpo, siendo una de las áreas que más tiende a cansarse y/o fatigarse.

Los ejercicios son muy importantes para reducir dichos problemas y, por ende, las piernas pesadas. Hoy os traemos algunos ejercicios y tips útiles que se pueden realizar en cualquier lugar.

1. Al llegar a casa, quítate los zapatos y anda de puntillas con calcetines puestos, elevando al máximo los talones y flexionando un poco las rodillas.

2. Haz sentadillas, si, sentadillas. Realiza este ejercicio de manera suave para fomentar la circulación y activar los músculos de las piernas. ¿Cómo hacerlo? Lo que debes hacer es colocarte de pie, con la espalda recta, la cabeza derecha y las piernas separadas a la altura de los hombros. Inspira, flexiona suavemente las rodillas y las caderas hacia abajo, de tal modo que los glúteos lleguen hasta las pantorrillas.

3. Pedalea: estando acostada en cualquier superficie plana, enrolla las piernas hacia el pecho y empieza a hacer movimientos de pedaleo como si estuvieras andando en bicicleta. Repite unos minutos con ambas piernas y descansa.

4. Mueve los dedos de los pies con frecuencia cuando estés descansando.

5. Además, para activar la circulación y la musculatura sin forzar mucho tus pernas, mueve las puntas de los pies hacia fuera y hacia adentro.

6. Come adecuadamente e hidrata tus piernas con frecuencia con cremas que aporten humectación a la piel.

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código