¡Una mirada perfecta en 3, 2, 1…!

¡Una mirada perfecta en 3, 2, 1…!

Consigue una mirada perfecta cuidando tus ojos, tus cejas y tus pestañas

Tener una mirada bonita en la mayoría de los casos depende más de los cuidados que tenemos con nuestros ojos que el maquillaje que utilizamos. Podemos tener a un maquillador profesional cada día para nosotras, pero sin los cuidados adecuados daría igual.

Una mirada perfecta trata más sobre tener unos ojos cuidados, unas cejas definidas y unas pestañas que sobresalgan gracias a nuestros cuidados y nuestras habilidades con el maquillaje.

Para empezar, debemos tener cuidado con las bolsas. La mayoría de las veces aparecen por una serie de excesos que conllevan la retención de líquidos así como una inflamación de la zona por falta de sueño. En estos casos lo mejor es aplicar frío en la zona para poder descongestionarla. Deja a tu cuerpo que descanse las horas que necesite y notarás una gran mejoría en esa zona de tu rostro.

Otro paso importante que debe formar parte siempre de nuestra rutina de belleza es el hidratante del contorno de ojos. La piel de esa zona es más fina que la del resto del rostro y por lo tanto más fácil de deshidratar. Para aplicarlo bien debemos poner un poco en el dedo anular y aplicarlo a toquecitos tanto en la parte inferior como en el hueso ocular.

A la hora de maquillarnos hay muchos puntos a tener en cuenta ya que depende de nuestra forma de los ojos y la separación entre ellos, pero siempre hay ciertos trucos a tener en cuenta. Antes de maquillarnos debemos hidratar bien la piel, no solo la de las mejillas sino también el contorno de ojos y las cejas. Para aumentar la expresión de la mirada maquillaremos el parpado inferior justo en el nacimiento de las pestañas con la misma sombra de ojos que hemos utilizado en el parpado superior.

A la hora de escoger colores debemos tener en cuenta no solo los colores que llevamos en la ropa sino también el color de nuestros ojos. Y si queremos hacer combinaciones, los colores deben ir del más claro en el lagrimal al más oscuro en la zona externa. De esta forma lograremos una mirada más abierta.

 Y por último, recuerda, ¡ninguna mirada está completa sin su dosis de máscara de pestañas!  

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código