¿Uñas mordidas? ¡Evítalas!

¿Uñas mordidas? ¡Evítalas!

Todos alguna vez nos hemos mordido las uñas, ya sea por nervios, por aburrimiento o por simple ansiedad

Según diversos estudios, la onicofagia o el morderse las uñas se relaciona con problemas a la hora de controlar los impulsos. Es un hábito bastante extendido, pero parece darse especialmente en personas con fuertes niveles de ansiedad. Las personas que lo padecen, en lugar de liberar el estrés lo reprimen, por lo que acaban adoptando formas más inconscientes de disminuir la ansiedad.  Al cabo del tiempo, estos hábitos se hacen de forma automática convirtiéndose en costumbre.

No todas las personas que se muerden las uñas lo hacen por el mismo motivo, pero nadie puede negar que es un hábito especialmente antihigiénico y que puede conllevar infecciones y muchos problemas como los que a continuación te contamos:

DIENTES

El constante choque entre nuestros dientes al mordernos las uñas provoca que el esmalte de los mismos acabe desgastándose. Pensad que la resistencia que oponen es la misma que si rechinarais los dientes. Además, existe el problema estético que a la larga los dientes sufren una especie de "limado".

UÑAS

Dejando de lado el problema estético por como puedan verse nuestras manos, existe un problema de salud, ya que el morderse las uñas continuamente provoca que no dejamos que estas crezcan de forma natural. Este mal hábito suele causar pequeñas alteraciones en la zona donde se une la uña con la piel del dedo, que acaban convirtiéndose en heridas e inflamación de la zona.

INFECCIONES

Cada vez que nos mordemos las uñas estamos “atacando” una parte de nuestro cuerpo. Teniendo en cuenta que los dientes sirven para partir y romper los alimentos, parémonos a pensar qué estamos haciendo con nuestros dedos. Al mordernos las uñas podemos abrir pequeñas heridas en la piel por la que fácilmente pueden penetrar bacterias. Además pensemos en todo lo que llegamos a tocar con las manos. ¿Pasarías la lengua por el pasa manos de las escaleras del metro? Si no lo harías, ¿por qué te muerdes las uñas justo después de tocar el pasa manos?

Como ves, aunque el hecho de modernos las uñas nos parece totalmente inofensivo a la larga nos provocará, seguro, muchas más cosas negativas que positivas. La verdad es que existen muchas maneras de intentar dejarse morder las uñas, aunque la mejor y más efectiva es el propio convencimiento de una misma.

Decídete a tener unas manos bonitas y empieza hidratándote las manos con una crema nutritiva para que empiecen a lucir más bellas. Respecto a las cutículas, cuídalas con un aceite específico que suavice y ayude a cicatrizar las pequeñas heridas que puedas tener. Además de nutrir, te ayudará a recuperar la pérdida de agua de la piel. Por último, esmáltate las uñas para ayudar a dejártelas de morder. Lucir los colores de temporada puede ayudarte a tener una motivación más para no morderte las uñas y poder ir cambiando tus Nail Arts con los diseños más originales.

 

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código