7 trucos para cuidar tus manos y pies después del verano

7 trucos para cuidar tus manos y  pies después del verano

Mima tu piel después del verano con unos sencillos consejos

El verano no solo significa calor, playa o vacaciones. Para nuestros pies significa arena de playa, chanclas, sandalias, cloro de la piscina… Todo esto puede suponer un aumento de las dolencias y molestias en los pies. En plena época de transición entre el verano y el otoño, debemos pensar que pasamos de estar casi a todas horas con los pies desnudos a ponernos calcetines y zapato cerrado. Para afrontar mejor este duro cambio y cuidar nuestra piel os dejamos algunos consejos para que nuestros pies sufran menos:

1. ESCOGE BIEN LOS ZAPATOS: Es un requisito imprescindible para todas las épocas del año. Nuestros zapatos deben ser cómodos, traspirables y con un mínimo de tacón de entre 3 y 4 centímetros.

2. HIDRATACIÓN: Es muy importante en cualquier parte del cuerpo, pero sabemos que los pies suelen ser la parte del cuerpo más olvidada en cuanto a cuidados. La hidratación en los pies es imprescindible para evitar la aparición de ampollas, grietas y sequedades, también para poder lucir unos pies sanos y cuidados. El talón en concreto es la parte del pie que más hidratación precisa para su mantenimiento.

3. CALCETINES Y PLANTILLAS: Los calcetines evitan la fricción entre el zapato y la piel de los pies por lo que nos evitan ampollas y rozaduras. Las plantillas mantienen el pie seco evitando la aparición de hongos o bacterias.

4. SECADO: El exceso de humedad provoca estragos en nuestros pies. Siempre deberíamos secarlos minuciosamente, prestando especial atención entre los dedos para evitar la proliferación de hongos y bacterias por todo el pie.

Además de los pies, hay que tener especial cuidado con nuestras manos. Estas son nuestra tarjeta de presentación y un mal cuidado de ellas delata nuestra edad.

5. UÑAS: Suelen estar resentidas después del verano debido a la cantidad de laca de uñas y quitaesmaltes que tendemos a utilizar. Una vez pasada la época de verano, limpia las uñas en profundidad y dales un respiro durante unos días hidratándolas con un aceite específico como el Oil Instant Liss y sin olvidar las cutículas.

6. HIGIENE: Al lavarnos las manos, es mejor usar productos sin alcohol y perfumes no agresivos para la piel así como evitar usar agua muy caliente. Es importante tener en cuenta que cuando te lavas las manos, además de eliminar suciedad y bacterias, también estás rompiendo la barrera de protección natural de la piel. Por este motivo es conveniente evitar el uso de productos fuertes y que te apliques frecuentemente cremas hidratantes.

7. HIDRATACIÓN: Aplícate una crema específica para manos como mínimo un par de veces al día. Al aplicar la crema de manos, aprovecha para darte un masaje desde la yema de los dedos hasta la muñeca. De esta forma, activarás la circulación, te relajarás y la crema penetrará mejor.

Intenta incorporar todos estos trucos en tus rutinas de belleza semanales y cuida tus manos y pies tanto como puedas. ¡En un futuro lo agradecerán!

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código