5 errores en nuestras rutinas de belleza

5 errores en nuestras rutinas de belleza

Descubre los fallos más comunes en nuestro cuidado facial

Todas tenemos más o menos claro lo importante que resulta tener una rutina de belleza y seguirla al pie de la letra, pero no es suficiente con eso. Hay errores que más de una cometemos, algunos como los que os comentamos a continuación:

NO LIMPIAR EL ROSTRO

Es el peor favor que podemos hacer a nuestra piel. Por la noche, la piel respira por lo que si dejamos los poros tapados con el maquillaje el proceso natural se obstruye. Si no desmaquillamos nuestra piel, al día siguiente nos despertaremos con el rostro más apagado e incluso con alguna imperfección que antes no había.

NO REALIZAR UNA BUENA LIMPIEZA

Pensar que si no llevamos maquillaje la piel está limpia, es una creencia totalmente falsa. A pesar de no llevar maquillaje, la piel también se ensucia por la contaminación urbana, por los agentes externos o la generación natural de sebo. Lo recomendable es realizar una limpieza del rostro al levantarnos con una limpiadora en espuma suave y otra después de limpiar la piel por la noche.

DESMAQUILLAR LOS OJOS

Este punto es quizá uno de los más difíciles de conseguir, y no sólo porque los productos waterproof requieren de un desmaquillante bifásico, sino porque si la limpieza no se realiza bien corremos el riesgo de amanecer con ojeras “falsas” debido a los restos de máscara de pestañas. Para desmaquillar correctamente los ojos primero debemos dejar reposar el algodón empapado de desmaquillante sobre el ojo cerrado durante unos segundos, y a continuación realizar un movimiento suave hacia adentro y hacia abajo antes de retirar el algodón.

EXCESO DE PRODUCTO

A veces podemos creer que por ponernos más crema hidratante vamos a hidratar más la piel, pero no es cierto. Si utilizamos demasiada crema, lo único que vamos a conseguir es saturar la piel. De esta manera el maquillaje no impregnará bien nuestra piel y esta incluso puede llegar a rechazarlo por exceso de producto. La cantidad “normal” de crema hidratante es una bolita del tamaño de una avellana. En el caso de habernos quedado cortos, siempre estamos a tiempo de aplicar un poco más.

CONTORNO DE OJOS

Deberíamos tomarlo con un imprescindible. Hay que tener en cuenta que la piel de esta zona es más fina y por lo tanto es fácil que se deshidrate, ya que la crema que usamos en el resto del rostro no llega hasta esa zona. La aplicación del contorno es fácil. Solo hay que poner un poco de producto en la yema del dedo anular y aplicarlo en la zona en pequeños toquecitos.

 

Ahora que ya sabéis los errores más comunes en nuestras rutinas de belleza contándonos. ¿Qué rutina seguís vosotros? ¡Esperamos haberos ayudado!

1Comentarios

  • Avatar
    elisabet
    ago 17, 2016

    Me gusta mucho todos los consejos

Deja un comentario

Todos los campos son obligatorios

Nombre:
E-mail: (No publicado)
Comentario:
Tipo de código